Saltar al contenido.

Restaurante A Curtidoría

Esta ha sido sin lugar a dudas mi primera obra importante, al fin se podía ver mi trabajo!
La hice hace años con mucha ilusión y dedicación, hoy en día sigue siendo un local que con el transcurso de los años y alguna pequeña modificación no ha perdido su encanto inicial.
La situación no podía ser inmejorable, detrás de la Plaza de la Quintana. Su fachada de grandes ventanales hacía que el paso a su interior fuera mucho más agradable.
Se mantuvieron los pilares de hierro y se restauró el suelo, lo demás fue surgiendo por las necesidades. Se optó por hacer una barra con encimera de mármol….siempre me gustaron…..pienso que es un material atemporal y fue todo un acierto.
El mobiliario se realizó con barnices oscuros para contrastar con la claridad del local y las telas con las que se vistieron las ventanas.
El toque de color en los dos comedores lo dieron las lámparas de seda roja y a destacar el papel que se utilizó en el comedor interior (se puede ver en las fotos)y que hoy en día se ha tenido que sustituir.

A %d blogueros les gusta esto: